Honduras

La Ceiba, Morolica, Honduras

La experiencia de “Cosecha de Agua lluvia“ propuesta por PROSADE es una respuesta a la escasez de agua en comunidades como La Ceiba, municipio de Morolica, en la parte alta de la Micro cuenca El Cacao. Por su ubicación geográfica, los pobladores de esta comunidad no cuentan con un acceso adecuado a fuentes de agua; sus habitantes se abastecen en quebradas y “nacimientos de agua“ a kilómetros de distancia de sus hogares; y en verano la situación se agrava, ya que tienen que recurrir a charcos que quedaron como remanente en las quebradas, los cuales están contaminados por actividades ganadera y agrícola de la zona.

La Cosecha de Agua lluvia, se fundamenta no solo en la captación y almacenaje de agua, sino también en el manejo eficiente de este líquido para uso en el hogar, como respuesta a la apremiante realidad de escasez del mismo en esta comunidad. Como resultado evidente, los beneficiarios cuentan con agua segura para uso doméstico, con una reducción significativa del costo económico y social, mediante una sencilla e innovadora tecnología que mejora la salud y las posibilidades de desarrollo comunitario. Antes de esta experiencia, el agua en tiempos de lluvia, sencillamente, se la llevaba la corriente.

Una de los principales factores de éxito de la experiencia “Cosecha de Agua lluvia“ es la voluntad, compromiso y honradez de la población para el manejo de los recursos dispuestos para el desarrollo de la experiencia a fin de solucionar su problemática cotidiana, en este caso la escasez de agua segura para uso humano en la comunidad de La Ceiba, Morolica.

¿Por qué cosechar agua de lluvia?

Problemática:

Actualmente las precipitaciones en el corredor seco oscilan entre los 700 mm y los 1,100 mm, los cuales son vertidos en periodos irregulares.

6 meses de lluvia y 6 meses de sequía con una canícula entre los meses de julio y agosto.

El corredor seco tiene una baja disponibilidad de fuentes superficiales para el abastecimiento de agua para consumo humano y riego.

Debido al cambio climático se estima que para el año 2050 habrá una reducción de hasta un 13% en las precipitaciones así como un aumento en la temperatura. Dichos cambios resultarán en menor disponibilidad del recurso agua.

• La captación de agua pluvial en bolsas de Geo membrana AMANCO, permite mejorar la seguridad alimenticia de las familias
beneficiadas por este sistema.

• El agua pluvial se aprovecha en la época de invierno para el riego de alimentos básicos en ambientes áridos o secos.

• El agua pluvial puede almacenarse hasta 4 meses en la bolsa de Geomembrana.

• El volumen de captación es variable, la capacidad de almacenamiento es desde 9 mil hasta 25 mil litros y tiene una vida útil
de 25 años (condiciones normales de uso).

Los comentarios están cerrados.